El apéndice es una pequeña cola tubular, parecida a un gusano, unido al colon. La apendicitis ocurre cuando se inflama. Puede ser aguda o crónica.

Un bloqueo u obstrucción también puede provocar apendicitis, que es una hinchazón e infección de su apéndice. El bloqueo puede resultar de una acumulación de parásitos o, más comúnmente, materia fecal.


Cuando hay una obstrucción en el apéndice, las bacterias se multiplican dentro del órgano. Esto hace que el apéndice se irrite iniciando el problema.

El apéndice está en la parte inferior derecha de su abdomen. Es una bolsa estrecha con forma de tubo que sobresale del intestino grueso. Aunque el apéndice es parte de su tracto gastrointestinal, es un órgano vestigial. Esto significa que no proporciona ninguna función vital y que puedes vivir una vida normal y saludable sin él.

Se desconoce el propósito del apéndice. Algunos creen que contiene tejido que ayuda a su sistema inmunológico a procesar las infecciones en el cuerpo.

Los síntomas de la apendicitis

Dolor abdominal

Fiebre

Náusea

Vomito

Pérdida de apetito

Estreñimiento

Diarrea

El médico te realizará un ultrasonido abdominal o radiografía para poder saber si es que tienes apendicitis. Una de las mejores recomendaciones que te podemos dar es atender este problema es por medio de la apendicitis con laparoscopía. Para ello te invitamos a que agendes una cita con la Dra. Angélica Consuelo Gutiérrez Chávez.