Cuando te sientes mal del estómago, muchas de los problemas pueden deberse a enfermedades o problemas que en ocasiones son difíciles de detectar, por eso te contamos en esta ocasión sobre la hernia hiatal, consulta a una especialista como la Dra. Angélica Consuelo Gutiérrez Chávez.


La hernia de hiato es el paso anormal de una porción del estómago a través del diafragma, es causa no es fácil de establecer, por lo que suele ser desconocida, pero la edad, la obesidad y el hábito de fumar son algunos de los factores asociados a ella frecuentemente.


Algunas personas son asintomáticas y suelen presentar solo reflujo o sensación de indigestión, mientras que en casos graves existe dolor torácico, hinchazón, eructos frecuentes y dificultad para tragar.


Tipos de hernia de hiato

  • Hernia de hiato deslizante (la mayoría de las veces)
  • Hernia de hiato paraesofágica


Síntomas

En su mayoría, las hernias hiatales pequeñas no generan signos ni síntomas. Pero las hernias hiatales más grandes pueden causar:

  • Ardor de estómago
  • Regurgitación de comida o líquido a la boca
  • Retroceso de ácido estomacal al esófago (reflujo ácido)
  • Dificultad para tragar
  • Dolor abdominal o en el pecho
  • Falta de aire al respirar
  • Vómitos con sangre o heces de color negro, que pueden indicar sangrado gastrointestinal

Tratamiento

Se pueden tomar medidas para prevenir o tratar el reflujo ácido y en otras ocasiones se requiere de intervención quirúrgica.


Las hernias de hiato que no provocan síntomas no requieren tratamiento. Si se presentan síntomas de reflujo, los médicos administran un inhibidor de la bomba de protones, lo que reduce la producción de ácido

Cuando una hernia de hiato paraesofágica, es decir que causa síntomas, debe ser corregida quirúrgicamente para prevenir su estrangulación. La cirugía puede llevarse a cabo mediante una pequeña incisión en el tórax o en el abdomen a través de la que se insertan finos instrumentos junto con una cámara de vídeo o puede ser necesaria una operación abierta.